Conceptos RGPD


¿Tiene obligación mi empresa de adaptarse al RGPD?

La obligación de someter los sistemas de tratamiento de datos personales a una auditoria no viene determinada por el tipo de empresa, tamaño o actividad de la misma, sino por los tratamientos de datos que se realizan, por las finalidades del tratamiento y el tipo de datos

¿Qué consecuencias tiene el no estar adaptado al RGPD?

Según el régimen sancionador del RGPD podrían llegar a ser sancionados con el pago del 4% de la facturación anual y hasta 20 millones de euros.

¿En qué consiste la adaptación al RGPD?

La auditoria en materia de protección de datos debe consistir en la realización de un profundo análisis legal, técnico y organizativo del sistema de tratamiento de los datos, de los protocolos de recogida, de las medidas de seguridad implantadas, de las garantías que se ofrecen para que no se vulneren los derechos de los afectados por los tratamientos, y del cumplimiento de las obligaciones administrativas de la empresa, para descubrir qué deficiencias tiene el sistema de tratamiento de la información y así poder solventarlas.

¿Para qué sirve la adaptación al RGPD?

El objeto principal de la adaptación no es dictaminar si la empresa cumple o no con el RGPD, sino identificar las posibles deficiencias en el tratamiento para implantar las medidas correctoras necesarias a fin de garantizar la seguridad de los datos personales, los Derechos de los afectados por el tratamiento y los Principios de la Protección de Datos.

¿Quién puede realizar una adaptación al RGPD?

El RGPD no determina un perfil o una titulación específica que pudiera ser necesaria para realizar la adaptación. No obstante, sí especifica que la adaptación puede ser interna o externa. Nuestra recomendación es que si la empresa no dispone de un experto en la materia, recurra a un auditor externo, que pueda acreditar la experiencia necesaria en proyectos similares, y que garantice un servicio personalizado y comprometido.

Solicite información sin compromiso. Pulse aquí.